Un vagón de metro

Es increíble todo lo que se puede ver observando a la gente de un vagón de metro.

Esta tarde cuando iba en el metro he visto varias personas con distintos comportamientos y he tenido la idea de ponerme a observarlos disimuladamente, y sin que ellos lo notaran, aprovechando que a simple vista yo solo parecía una chica concentrada en saborear su granizado de frambuesa con tinte alimentario azul.

Pero no me desviare más de lo que mis ojos veían así que voy a centrarme y voy a pasar a enumerar mis observaciones <<tos de importancia>>:

– Había Un chico teniendo una conversación con una amiga por teléfono (imagino que sobre trabajo). Hablaba a su amiga sobre el trabajo en su editorial. También sobre amigas de la universidad que habían conseguido prácticas en ciertas editoriales importantes.

Y he de reconocer que me ha dado envidia sana.

– He visto también otra chica que llevaba el móvil en la oreja pero solo escuchaba.

– He visto dos niños que iban solos hablando en alto y diciendose cosas de niños.

– También habían dos chicos, que a pesar de haber entrado los dos por separado en el vagón, estaban los dos sentados de forma parecida y mirando todo lo que ocurría a su alrededor con expresión de perplejidad.

Y… tan ensimismada iba observando, y a la vez saboreando mi granizado de frambuesa azul… Que me ha tenido que abrir la puerta del vagón un chico en plan “caballero que abre la puerta a una dama” ¡que vergüenza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s